Skip to main content

Respeta las normas básicas para cada tipo de vía

Las bicicletas cada vez son más recurrentes a la hora de desplazarnos por la ciudad. A su principal ventaja de ser un transporte totalmente sostenible, se le suman otras como la del ejercicio físico o el simple hecho de poder disfrutar más del entorno de tu ciudad. Sea como sea, es importante que tengamos claro que circular en bicicleta por tu ciudad no es peligroso. Eso sí, deberemos hacerlo de forma prudente y siempre respetando las normas básicas para cada tipo de vía en el que nos encontremos.

Siempre tenemos que tener presente que el tráfico sigue unas pautas muy predecibles. Tanto la señalización de las calles como la actitud de los conductores, que en la mayoría de los casos es mejor de lo que esperamos, deben de ayudarnos a que nuestra experiencia en bicicleta sea buena y segura. También hay que tener en cuenta que existe un miedo generalizado por parte de los conductores de motor por dañar a los ciclistas. Por ello, sé consciente de que siempre tratarán de ser lo más prudentes posibles contigo.

Toma nota de estos consejos

Hemos preparado una lista de breves consejos que te animamos a seguir para que tu experiencia en bicicleta por tu ciudad sea excepcional.

  • Circula por el centro de tu carril. Una bicicleta al borde de la carretera despierta la atención de los conductores por adelantarla. Una maniobra que puede resultar peligrosa en caso de colisión. Además, recuerda que los coches aparcados pueden abrir sus puertas y golpearte. ¡Mucha precaución!

 

  • Busca la ruta más segura. Quizás te tomará algo más de tiempo pero podrás disfrutar más de tu trayecto. Evita las zonas altamente transitadas y apuesta por los itinerarios más relajados. Vale la pena evitar momentos de tensión innecesarios.

 

  • No te olvides de tu casco. Aunque la legislación actual no obliga a llevarlo en algunas ciudades, recuerda que siempre será un gran aliado. La prevención debe de ser imprescindible en cada uno de tus viajes, y el casco tu otro acompañante.

 

  • Hazte ver por la noche. Si sueles utilizar tu bicicleta en horas de baja visibilidad o por la noche, es importante que utilices una luz delantera blanca y una trasera roja, además de reflectantes. No te conviertas en un objeto invisible.

 

  • La lluvia no es un buen aliado. Los días de lluvia intensa recuerda ser más precavido que nunca. Además, si crees que no vas a sentirte seguro en tu bicicleta, opta por otros métodos de transporte como situación excepcional. No te la juegues.

 

  • El timbre y el retrovisor. Otros dos grandes aliados para la ciudad. ¿Si los coches y motos disponen de ellos, por qué tú no? Al final eres un vehículo más en la ciudad, y debes de contar con estos elementos de prevención y seguridad.

Somos tu taller de bicicletas en Terrassa. Reserva YA, te esperamos en Carrer de l’Emperadriu Eugènia, 51, 08225 Terrassa, Barcelona

Leave a Reply